Colectores solares como elementos de la fachada

El colector solar Prisma está diseñado para ser montado sobre diferentes tipos de fachada. Tiene aluminio vidriado, PVC o madera, donde el colector solar queda instalado mecánicamente del mismo modo que un panel de cristal común. El cristal es el componente que soporta la carga en el colector solar y el borde del cristal libre del colector es usado para el ensamblaje. Detrás del cristal hay una unidad de energía integrada con absorbedor, aislante térmico y juntas de tubos. La energía solar es convertida en calor para calentar el colector solar, se cual calienta el líquido circulante dentro del mismo. El absorbedor es tratado con una capa selectiva o una fina película para hacer la conversión de energía más eficiente.

 

El colector solar ha sido desarrollado con múltiples funciones además de las estrictamente relacionadas con la energía solar. El colector solar es una unidad de pared aislada con la capacidad de transmitir calor desde la fachada del edificio, lo cual reduce la necesidad de refrigeración del inmueble, sin embargo, durante el invierno puede también recuperar el calor de la fachada, por ejemplo, un almacén de calor geotérmico  por tanto reducir el requerimiento de calefacción del inmueble, en otras palabras, el colector solar puede funcionar las 24 horas del día, todos los días del año.

 

La energía del colector solar puede ser usada para varios fines, totalmente dependientes del diseño del sistema, por ejemplo, para recargar de calor un almacén geotérmico, o para calentar agua para calentar agua o agua fría, proceso de calor, refrigeración solar, etc. El único límite es la creatividad del arquitecto y del sistema integrador.