Tecnología líder en el mundo

El absorbedor de energía solar Sunstrip has sido desarrollado en cooperación con el Laboratorio Angstrom de Uppsala y otras universidades líderes en el área. Nuestros absorbedores e intercambiadores de calor, usados por nosotros y por otras compañías líderes de energía solar y por empresas constructoras por todo el mundo, tienen un fino recubrimiento que les da eficiencia y durabilidad. La superficie debe poder funcionar en diferentes climas y resistir impactos externos y seguir manteniendo su eficacia.

 

Los absorbedores de Asoluna muestran un rendimiento alto durante los test realizados por instituciones independientes y con el certificado Solar Keymark en todos los mercados. Los absorbedores usados en los colectores térmico-solares pueden ser conectados al motor de un coche. Para obtener la máxima absorción de energía solar, el absorbedor necesita una tener una superficie con una alta eficiencia óptica, es decir, debe poder absorber el máximo de luz visible, transformarla en calor y almacenarlo al máximo. Nuestro rendimiento en capacidad de absorción es del 96-98%, mientras que las pérdidas de almacenamiento son del 3-5%. Esto está muy cerca del límite teórico de rendimiento.

 

La superficie del absorbedor contiene capas de tres nanómetros de espesor. Estas capas absorbentes son tan finas que son transparentes para calentar la radiación mientras incluyen componentes que absorben la luz. La siguiente capa es de 50 nanómetros de espesor. Se trata de un anti reflectante para minimizar que se disperse la luz. Estas finas capas son aplicadas sobre una placa limpia de aluminio y juntas crean la mencionada eficiencia óptica.

 

La capa fina requiere un proceso de producción de tecnología avanzada. Es producida por un método tecnológico patentado: técnica de erosionado con “magnetrón”.  El proceso es realizado en vacío y con alto voltaje. Se produce plasma metálico para cubrir el absorbedor con tres capas de espesor nanométrico.

 

Para más información: